TRABAJO EN RED

Pax Christi Internacional aumenta su capacidad y su efectividad como movimiento y como red global a través de frecuentes consultas continentales y regionales que desempeñan un papel clave facilitando intercambios entre las Organizaciones Miembros alrededor del mundo.

 

GLOBALIZACIÓN DE LA JUSTICIA

De forma simultánea a la globalización económica estamos presenciando algo que podemos llamar una “globalización desde abajo”, que es un aspecto crucial para el establecimiento de redes “desde abajo” para la justicia y la paz. Avances tecnológicos como Internet permiten que redes internacionales de movimientos populares y de organizaciones de solidaridad intercambien información sobre distintos temas y organicen campañas de incidencia internacional junto con muchos otros actores multilaterales. La globalización ha llegado para quedarse. A pesar de muchos de los elementos negativos asociados con ella, también existen muchas oportunidades para quienes desean una “globalización de la solidaridad”. La globalización cooperativa – más que la globalización construida sobre la competencia – es, por lo mismo, parte de cualquier esfuerzo de trabajo en red por la justicia y la paz. Las redes pueden estimular la cooperación sin descuidar la autonomía y la autodeterminación de los grupos particulares.

 

AUMENTO DEL NÚMERO DE ACTORES

La comunidad de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) ha tenido una enorme expansión a través de diferentes tipos de organizaciones nacionales e internacionales, coaliciones, campañas y redes. En 1945, en San Francisco, 40 ONGs estaban presentes en el nacimiento de las Naciones Unidas. Actualmente, más de 3,000 ONGs tienen acreditación ante la ONU y el número continúa creciendo. Muchas de estas organizaciones trabajan activamente en el campo de los derechos humanos, el desarme y el desarrollo. Además, el número de estados ha crecido, especialmente desde la caída del muro de Berlín y del colapso de la Unión Soviética en 1991. Una relación saludable de trabajo entre los estados y las ONGs, en una atmósfera de mutuo respeto y en colaboración con coaliciones y redes mundiales es la única alternativa para progresar sólidamente en temas como la construcción de paz y la reconciliación en el mundo global.

 

ASOCIACIÓN Y COLABORACIÓN

Prácticamente todo nuestro trabajo de paz en campañas y en iniciativas de red se hace en asociación con otros grupos; aunque algunas veces Pax Christi Internacional considera pertinente actuar por sí mismo. Sin embargo, para aumentar la efectividad, la colaboración y el trabajo en red es la única alternativa. Vemos la colaboración como una parte esencial del trabajo de paz y nos complace desempeñar un rol de facilitación cuando tenemos la oportunidad. Trabajamos juntamente con organizaciones y redes de paz en todos los continentes. Trabajamos con las iglesias para desarrollar un pensamiento ecuménico sobre la reconciliación, el diálogo, la paz y la justicia, y trabajamos con otras organizaciones cristianas de paz para ampliar el perfil de los temas de justicia y paz dentro de las iglesias en general. A través del trabajo en red, Pax Christi Internacional también busca tener una influencia transformadora, haciendo de la religión una fuerza inequívoca para la justicia y la paz. Su compromiso tiene un origen y una tradición católicos, pero se desarrolla sólidamente en colaboración con otras tradiciones religiosas con las que comparte valores, principios y objetivos. Estamos relacionados con otras agencias alrededor del mundo, compartiendo experiencias y recursos y trabajando unidos en proyectos comunes cuando es posible.

Las diferentes redes y coaliciones o campañas, deberían tener un impacto no sólo en el nivel internacional – Naciones Unidas o Parlamento Europeo, por ejemplo – sino que deberían ser efectivas también en el nivel regional, nacional y local. En muchos casos, la toma de decisiones comienza desde abajo, o desde el nivel nacional. Es por eso que muchas de las Organizaciones Miembros de Pax Christi participan activamente en las redes nacionales y locales de paz.

 

CONSTRUYENDO REDES DESDE ABAJO

El trabajo en red por la paz debe incluir la construcción de paz desde abajo, especialmente – aunque no de manera exclusiva – en zonas en conflicto y en áreas de potencial conflicto. Las ONGs reconocen que el protagonismo local es esencial para romper los ciclos de la violencia. El establecimiento de instituciones políticas sólidas no puede hacerse realidad a menos que un amplio consenso popular tenga la resiliencia y los recursos para reconstruir la confianza y las infraestructuras. La construcción de paz es un proceso de sanación y reconciliación que también incluye un reacomodo y una redistribución del poder político.

Las redes y las iniciativas locales tienen la ventaja de tener acceso directo a las poblaciones afectadas por los conflictos, el conocimiento de las lenguas y condiciones locales y la habilidad para ganarse la confianza de las personas (grupos de mujeres, iniciativas interreligiosas, comercios locales tratando de crear empleos, el uso de la radio para contrarrestar la desinformación o para ofrecer un espacio para el debate). La fuerza y la resiliencia local debe ser apoyada decididamente. El establecimiento de grupos comprometidos con los derechos humanos, la justicia, la autodeterminación indígena o el desarrollo sostenible no es suficiente si esos mismos grupos no alcanzan el compromiso de las estructuras políticas. Las organizaciones comunitarias de base y las coaliciones junto con los gobiernos locales necesitan estrategias para llenar las carencias de responsabilidad y transparencia en el rendimiento de cuentas. Esto puede hacerse a través de la identificación de consensos en torno a las necesidades, las tareas, los roles, y estableciendo foros y redes en los que los representantes del gobierno y de las comunidades puedan escucharse mutuamente. Se necesita un enfoque integrado “desde arriba” y “desde abajo” para atraer a todos los actores interesados – hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, líderes tradicionales y oficiales, representantes religiosos y del gobierno – y lograr así un cambio integral.

El trabajo de red es muy exigente pero es una forma esencial de contribuir efectivamente a la paz, la justicia y la reconciliación a través de la globalización de la solidaridad.

 

HECHOS DESTACADOS

  • Pax Christi Internacional desarrolla su sitio web como una “herramienta de paz” que se sostiene en una cuidadosa base de datos que contiene material relevante tanto del Secretariado Internacional como de las Organizaciones Miembros y de las alianzas estratégicas.
  • Pax Christi Internacional, si así se le solicita, envía información específica sobre las actividades de la red. Esta información puede referirse a las preocupaciones centrales, a las prioridades o estrategias o a distintas actualizaciones sobre el trabajo que se desarrolla en las distintas regiones del mundo.