Pax Christi Britain

 

La cruz blanca

La cruz blanca es un símbolo adecuado de transmitir las creencias y las maneras de trabajar que todos hemos adoptado en la sección británica de Pax Christi.
En primer lugar, la cruz representa un enfoque de “hazlo por ti mismo” solo por el modo en que está hecha. Es muy sencilla: dos piezas de madera pintadas en blanco unidas de manera que pueda ser fácilmente doblada para crear un palo o desdoblada para crear una cruz, de manera tremendamente rápida. Estos palos son ligeros, prácticos y fáciles de transportar incluso en un tren lleno de gente o en el metro de Londres. Están hechos para la acción en la calle llevando, literalmente, el mensaje de Pax Christi a la gente de la calle.

Las cruces blancas han sido un fuerte referente de acción en los últimos 30 años. Han estado con nosotros en Faslane, el submarino nuclear de Escocia, en Porton Down, el laboratorio de investigación química y biológica en Salisbuty Plain, en Greenham Common y en el Ministerio de Defensa. Nos hemos plantado con ellas en las puertas de las embajadas, catedrales, bases militares, y hemos caminado con ellas en peregrinaciones de paz interreligiosas.

Estas cruces blancas no son símbolos de devoción privada pintados de manera bonita para capturar las miradas, como los iconos. No, la cruz blanca es una declaración pública, pintada de manera sobria en blanco, de manera que se vea entre la multitud, deliberadamente fotogénica para atraer a la prensa y las cámaras de televisión.

La presencia de la cruz se nota en varios niveles. En primer lugar, le dice a nuestros amigos del resto del movimiento por la paz que estamos con ellos. La tarea de Pax Christi a menudo es proporcionar un puente entre la Iglesia y el movimiento por la paz, interpretando uno y otro. Nuestras organizaciones por la paz hermanas vienen a respetar y valuar las contribuciones de los grupos cristianos. A veces cuando las emociones son fuertes, nuestra tradición litúrgica trae dignidad y drama a las protestas que, de otro modo, podrían haberse convertido en manifestaciones incómodas o incluso violentas. La visión de la cruz blanca entre los carteles típicamente rojos y blancos que aparecen en estos acontecimientos pueden ser polémicos en un país donde las Iglesias son una parte cómoda del sistema.

Desafía el etiquetado fácil de todos los activistas políticos en estereotipos: enfadado, joven, anarquista, violento, comunista, abandonados, agitadores, extremistas. Muchas personas prefieren ver las Iglesias tranquilamente en su lugar asignado, bendiciendo el status quo y apegándose a hechos de moral privada y piedad. Utilizando símbolos religiosos tradicionales y ceremonia, esperamos hablar directamente a los corazones y las mentes de nuestros compañeros cristianos. Esperamos que ve objetos familiares en un sitio inesperado suscitará interés y preguntas en los temas de paz que trabajamos. Para nuestros compañeros cristianos, para personas de otras confesiones y para las personas seculares de Inglaterra, el mensaje visible es que la cruz está justo ahí en el centro de la lucha por la paz, los derechos humanos y la justicia. La presencia de la cruz es un signo de solidaridad con aquellas personas que sufren.

Asimismo, es una afirmación de nuestra creencia en que es posible un modo de vida diferente; un recuerdo de que todo lo que tenemos es una decisión a tomar. A veces las cruces están decoradas con flores o pinturas para representar aquello que mejor la vida en sitios donde se busca la destrucción: “Elige la vida, de modo que tú y tus hijos podáis vivir”. Sujetar en lo alto esas cruces, pequeñas, insignificantes e incluso ridículas, comparadas con el tamaño de las plantas, las máquinas o los misiles a las que se enfrentan, es un signo de esperanza en otra fuerza, una creencia de que, en contra de los obstáculos, el poder de la no violencia finalmente triunfará en la batalla entre el bien y el mal.
 

 

 

 

La cruz de ceniza

Las acciones de los contructores de paz cristianos durante la Cuaresma en instalaciones militares, edificios de gobierno y organizaciones contribuyen en el nombramiento y el descubrimiento de aquellas cosas que perpetúan la violencia y la injusticia. Hacer la señal de la cruz o escribir la palabra “arrepentirse” con ceniza bendita y carbón en un edificio puede parecer bastante extremo. Sin embargo, este tipo de testimonios puede crear un espacio para que los cristianos expresen toda su humanidad, sus miedos, sus enfados, su fe, su esperanza, en un lugar donde el trabajo avanza para destrozar y negar la vida. Dicen, para sí mismos y para la comunidad cristiana que se une a ellos “lo que pasa aquí no es el camino de Dios”.

 

 

 

 

Letanía del miércoles de ceniza

Líder: El tridente es el refrendo de la cruz. De manera arrogante amenaza con deshacer el trabajo que ha hecho la cruz. Todas las cosas serán destruidas por el tridente.

Respuesta: Por la cruz, todas las cosas serán reconciliadas.

L: El signo de la era nuclear es el tridente.

R: El signo de Cristo es la cruz.

L: En el tridente, la violencia sale victoriosa.

R: En la cruz, la violencia es superada.

L: En el tridente, el mal se enseñorea.

R: En la cruz, el mal ha sido derrotado.

L: En el tridente, la muerte reina suprema.

R: En la cruz, la muerte ha sido engullida. En esta era nuclear, haz que nuestro signo sea el signo de la cruz.
  

 

Jesús muere en la cruz

Jesús está muriendo,

Colgado de esa cruz,

Sostenido no por esos clavos crueles

Sino por su propio amor enorme

Por toda la humanidad.

Él es hermano de todos los que sufren,

Amigo de cada víctima.

Él está con los torturados, con los que están solos,

Con los refugiados y todos los que están solos.

Anthea Dove: El camino de la Cruz
)Pax Christi/CAFOD 1997)