EUROPA

 

Europa fue el escenario de dos guerras – horrible carnicería que duró demasiados años – en las que millones de personas perdieron sus vidas. Pax Christi Internacional nació al final de la Segunda Guerra Mundial como una organización dedicada a abogar por la paz en la Europa que salía de la guerra.

LA POSGUERRA

Al fuego del devastador conflicto siguió un período de guerra “fría” cuyo terrible precio fue el de dividir ideológicamente a Europa en dos, bajo el amenazador espectro de la dominación nuclear. En los años 90 Europa asistió a las trágicas guerras de los Balcanes, que le recordaron de manera dolorosa la debilidad de la estructura de sus sociedades y la necesidad de construir desde la cohesión social y la inclusión.

LA UNIFICACIÓN DE EUROPA

Hay una enorme tarea de sanar y reconciliar que todavía está pendiente, la de sanar las divisiones de Europa y la de construir la confianza entre las personas del mundo entero. Hoy, los europeos están llamados a abrazar nuevas formas de apertura e inclusión que se concretan en la superación de barreras emocionales y espirituales. Las Organizaciones Miembros han organizado intercambios internacionales entre jóvenes en los países balcánicos y Chechenia, y también intentaron estimular procesos de curación entre los alemanes y los polacos.

Los ciudadanos del continente no deberían encerrarse en una especie de fortificación o limitar su horizonte en el Norte del mundo. Europa es un continente que se ha lanzado en un proceso de unificación que ha hecho de la diversidad de los pueblos europeos una sola familia, tanto en el contexto del Consejo de Europa como en el de la Unión Europea.

PAX CHRISTI – TAN DIVERSO COMO EUROPA

Aunque el proceso de unificación continúa, un gran número de diferencias siguen existiendo en el seno de Europa, diferencias que se ven reflejadas también en la red Pax Christi. Mientras en Europa occidental se encuentran organizaciones grandes y muy desarrolladas, envueltas en múltiples actividades, los grupos en la zona este continúan siendo pequeños.

Desde hace un tiempo, Pax Christi Internacional ha sido enriquecido a través de la colaboración en red con otras ONGs que no llevan el nombre Pax Christi y que se encuentran trabajando en Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia, la Federación Rusa, Polonia, Suecia, Francia e Irlanda.

Europa muestra evoluciones positivas y negativas. En Irlanda del Norte, los partidos han decidido seguir el camino de la democracia y de la no violencia, pero también hay ejemplos de conflictos no solucionados o “congelados”, como en Kosovo, Chechenia, el Cáucaso Sur y Chipre. En muchos de estos casos, las Organizaciones Miembros participan activamente en el desarrollo de iniciativas de paz.

EXTENDÉNDOSE HACIA EUROPA CENTRAL Y ORIENTAL

La Unión Europea está en un proceso de expansión hacia Europa Central y Oriental que ha sido acompañada del desarrollo de una política común de seguridad y defensa para todos sus miembros. Se vislumbra también una extensión de la OTAN hacia los Balcanes y Europa Oriental. Y desde octubre de 2001 se ha desplegado una operación en Afganistán. Las Organizaciones Miembros de Pax Christi han hechos públicas sus consideraciones sobre este despliegue.

Durante y a continuación de la guerra en la antigua Yugoslavia, muchas Organizaciones Miembros se involucraron activamente en la situación de los Balcanes y en la región sureste de Europa para apoyar las iniciativas locales de paz. Puede mencionarse como ejemplo el proceso de diálogo que se organizó entre jóvenes serbios y albaneses en Kosovo, que lastimosamente fue interrumpido con la guerra en esta provincia.

Sin embargo, en el tiempo posterior a la guerra, Pax Christi ha mantenido su compromiso con el proceso, fomentando el diálogo una vez más. La situación política, social y económica en los Balcanes es todavía causa de preocupación y la atención de las Organizaciones Miembros se dirige con especial atención a los derechos de las minorías, de los desplazados y de la niñez.

En el 60º aniversario de Pax Christi Internacional, el Premio Anual de Paz fue otorgado a Jacques Delors, antiguo presidente de la Comisión Europea, como reconocimiento a sus esfuerzos de crear una paz estable y duradera en Europa mediante la construcción de una sociedad abierta y pacífica.

PAX CHRISTI Y LA IGLESIA EN EUROPA

Las tres asambleas ecuménicas europeas (Basil, 1989; Graz, 1997; Sibiu, 2007) han dado un nueva contribución a las iglesias del continente en temas como la paz, la justicia, el medio ambiente, las migraciones, el racismo, etc. Pax Christi Internacional y muchas de sus Organizaciones Miembros han tenido un papel muy activo en la preparación de esos eventos y en las delegaciones oficiales de las iglesias.

Pax Christi Internacional ha desarrollado buenas relaciones con Cáritas Europa, con la Conferencia Europea de Comisiones de Justicia y Paz, con la Red África-Europa para la Fe y la Justicia, con la Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea y con la Conferencia de Iglesias Europeas.

En el nivel interreligioso, Pax Christi Internacional tiene contactos con el Consejo Europeo de Líderes Religiosos, y con el Grupo de Expertos sobre Diálogo Interreligioso ante el Foro Juvenil Europeo.

Pax Christi Internacional ha participado en procesos históricos de diálogo sobre temas que dividen profundamente a las iglesias cristianas, como el proceso realizado entre la Iglesia Ortodoxa rusa y la Iglesia Ortodoxa serbia.