DERECHOS HUMANOS, ESTADO DE DERECHO Y CONFLICTO VIOLENTO

La Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros instrumentos de derechos humanos son documentos fundamentales en el trabajo que Pax Christi International realiza en ese campo. Esos instrumentos y sus pactos correspondientes se erigen sobre el respeto a la dignidad humana y la no-discriminación. Junto a muchas otras organizaciones, Pax Christi busca que los tratados de derechos humanos sean universalmente vinculantes y trabaja para fortalecer la implementación efectiva de todos ellos.

 

LA ESFERA DE LOS DERECHOS HUMANOS  

Hay muchas formas en las que se puede asumir la causa de los derechos humanos, pero tanto si se trabaja por los derechos de la niñez, se denuncian los secuestros o se apoyan las instituciones de justicia internacional, es su naturaleza universal la que constituye el cimiento y les da su preponderancia.

Pax Christi se enorgullece de formar parte de la comunidad mundial de ONGs y de sintonizar en solidaridad con quienes se han dedicado a la protección y a la promoción de los derechos humanos. Y siendo Pax Christi parte de la gran familia de organizaciones que trabaja en este campo, trata de aportar la unicidad de la ética y de los valores cristianos, ecuménicos e interreligiosos tanto en sus acciones como en sus campañas de incidencia y de concienciación.

 

PAX CHRISTI EN EL CAMPO DE LOS DERECHOS HUMANOS

Su trabajo conlleva oponerse a acciones y leyes – como la pena de muerte y el servicio militar obligatorio – que contravienen los derechos humanos básicos. En este sentido, el trabajo de Pax Christi promueve la incidencia y la concienciación, con el único fin de erradicar tales prácticas.

El trabajo por los derechos humanos implica la defensa de los derechos de quienes se catalogan como minorías y de quienes están al margen de los círculos tradicionales de poder. Los pueblos indígenas a quienes se arrebata la tierra, las mujeres a quienes se considera ciudadanas de segunda categoría, los niños y niñas que son forzados al servicio militar, las personas discriminadas por cuestiones étnicas y las víctimas de prácticas crueles e inhumanas de tortura, son sólo algunos ejemplos de los grupos que las Organizaciones Miembros de Pax Christi alrededor del mundo tratan de defender con su apoyo directo, con acciones de defensoría (especialmente a través del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas) y con su solidaridad y sus oraciones.

Finalmente, este compromiso exige que se promueva el trabajo por los derechos humanos y sus valores constitutivos. Los derechos humanos no deberían acogerse pasivamente, al contrario, están para ser asumidos y llevados a la práctica. Para promover esta visión en medio de las sociedades del mundo entero, las Organizaciones Miembros realizan actividades con el objetivo de concienciar acerca de los derechos humanos.