Nigeria: el galardonado por Premio por la Paz Pax Christi Cardenal John Onaiyekan describe las muchas vías hacia la paz

 

Por el  Cardenal Onaiyekan
 

[nota: esto es un fragmento de un artículo escrito por el Cardenal Onaiyekan a principios de enero. El link completo del artículo está debajo]

 

En mi pequeño discurso de aceptación cuando recibí el Premio Internacional por la Paz Pax Christi en Bruselas, Bélgica en octubre del 2012, hablé a la audiencia internacional acerca de la situación de paz en Nigeria y mis convicciones en proseguir en el trabajo de paz. Entre otras cosas, dije que “una convicción que siempre encontré válida es que la gran mayoría de personas en Nigeria son personas normales como yo. En situaciones de conflicto hay un gran silencio en la mayoría que solo quiere seguir con sus vidas en paz, pero que a menudo se torna en posiciones beligerantes por una minoría vocal peligrosa con un programa extremista. El desafío es construir sobre las bases de la buena voluntad de la mayoría, conseguir que la mayoría silenciosa abandone su silencio y hable y junten una masa crítica expresiva de pacificadores.”

 
Sé que el camino hacia la paz puede ser largo y tortuoso. Pero sin embargo es un camino a seguir necesario para evitar que nuestro país se destruya a sí mismo. A medida que  hacemos nuestros débiles esfuerzos, nos alienta saber que es ésta la dirección que Dios mismo conduce a  nuestro país, hacia su Reino de Justicia, Amor y Paz. Hay muchos caminos hacia la paz y la justicia. No deberíamos renunciar a convertir nuestra nación.
 
 
John Onaiyekan, Nigeria