Declaración en el evento del Día Global de Acción sobre el Gasto Militar 2016

Disponible en inglésfrancés, e italiano

Si queremos darle una verdadera oportunidad a la paz, tenemos que darle un presupuesto real.

En 2015, el gasto militar global fue de 1500 millones de euros. El cual es un monto desproporcionado de dinero, que podría ser mejor utilizado en garantizar la seguridad de la gente. En palabras del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon en 2012; “El mundo está sobre armado y la paz está infravalorada”. Es inaceptable, si queremos darle una oportunidad real a la paz también tenemos que darle un presupuesto real. Tienen que hacerse más esfuerzos políticos y humanitarios para lograr una paz sustentable, en vez de promover un discurso sobre una “Nueva Guerra Fría” o una “Guerra Mundial contra el Terrorismo”.

Abordando desafíos reales

La crisis mundial de refugiados es sólo un síntoma de una crisis de paz mundial. Éste es un llamado urgente a exigir una política ambiciosa de paz. Por lo tanto, una política de seguridad europea creíble necesita colocar un énfasis particular en la “consolidación de la paz”, dirigiéndose al cambio climático y al desarrollo sustentable, muchas veces el origen de las causas del conflicto son de naturaleza no militar. Preferir ‘soluciones’ militares a tales situaciones conflictivas es a menudo contraproducente y no afrontan su origen. Mientras tanto, las exportaciones de armas de los Estados Miembro de la Unión Europea a gobiernos que abusan notoriamente de los derechos humanos continúan, pese a las obligaciones bajo la Posición Común de la Unión Europea y el Acuerdo Internacional del Comercio de Armas.

Esto debe cambiar, por lo que las organizaciones abajo firmantes piden a la Unión Europea y sus estados miembros encontrar un mejor balance entre gasto militar y las inversiones en la consolidación de la paz, la prevención de conflictos, El Fondo de Clima Verde (Green Climate Fund) y la implementación de las metas del desarrollo sustentable (MDS). Los recursos deben ser reubicados hacía la segunda opción y debería ser claramente estipulado en la actual Estrategia Global de la UE, la cual el Concilio Europeo adoptará en junio de 2016.

En particular, los gobiernos de la Unión Europea deberían hacer más para abordar el cambio climático. No es más que sólo un problema medioambiental, expertos militares y más de 110 gobiernos lo reconocieron como una grave amenaza a la seguridad. El cambio climático es ciertamente la última ‘amenaza a gran escala’ que agravará las situaciones ya delicadas y contribuirá a la inquietud social y al conflicto violento. Si los países desarrollados con altos ingresos usaran sólo el 8,3 por ciento de su gasto militar podrían pagar los 100 mil millones que se necesitan para abordar las consecuencias del cambio climático.

Los recursos militares deberían ser parcialmente reubicados a la realización de una meta del desarrollo sustentable de la ONU, la cual es crucial para lograr una paz y una seguridad sustentable. Por ejemplo, si el 13% del gasto militar mundial fuera usado para temas de desarrollo, el mundo podría erradicar la pobreza y el hambre.

Retorno a la diplomacia

Existen mecanismos de prevención y consolidación de la paz de la UE y la ONU que deberían expandirse, además de proporcionarles los recursos necesarios. Es tiempo de “retornar a la diplomacia”, discutido por el “Panel de Personas Eminentes en la Seguridad Europea como un Proyecto en Común (Panel of Eminent Persons on European Security as a Common Project)”, en su informe de noviembre del 2015. Además, los Estados Miembros de la UE deberían comprometerse completamente en la implementación del análisis de la ONU de la Arquitectura de la Consolidación de la Paz, Misiones de paz ONU y Mujeres, Paz y Seguridad.

Esperamos involucrar incluso más personas y organizaciones de la Unión Europea en un debate abierto y sólido sobre los resultados contraproducentes del gasto militar. Esperamos conseguir más personas y organizaciones para trabajar en la Campaña Mundial sobre el Gasto Militar (CMGM), y para ver a más grupos presentes en el congreso CMGM en Berlín en septiembre de 2016.

 

International Peace Bureau

Women in Black, Belgrade

The Conference of European Justice and Peace Commissions

Mouvement Chrétien pour la Paix

Union Pacifiste de France

Stop Fuelling War (Non á Eurosatory)

Centre Delàs d'Estudis per la Pau (Barcelona)

Beati i costruttori di pace (Blessed Are the Peacemakers), Italy

Pax Christi Flanders

Fellowship of Reconciliation (England)

Movement for the Abolition of War (MAW)

11.11.11

Quaker Council for European Affairs

Pax Christi International

Vrede

ForumZFD

Northern Friends Peace Board

Vredesactie

Scientists for Global Responsibility (UK)

Irish CND

Belgian Coalition ‘stop uranium weapons

Abibiman Foundation in Ghana

Schools of Peace Foundation, Colombia

African Leadership and Reconciliation Ministries, Inc. (ALARM)

Just Peace Queensland (Australia)

Independent and Peaceful Australia Network (IPAN)

Foreign Policy In Focus (Institute for Policy Studies, Washington DC)

Australian Quaker Peace and Legislation Committee

Pax Christi Wallonie‐Bruxelles

Justice et Paix Belgique

 

Para más información sobre la conferencia preparatoria Brussels GDAMS (18 de abril) visite: www.qcea.org/militaryspending

La conferencia de Bruselas es una preparación para el congreso mundial que tendrá lugar en Berlín, septiembre de 2016. Para encontrar más información sobre la Campaña Mundial sobre Gasto Militar coordinado por el Peace Bureau, visite: www.demilitarize.org

 

Traducción: Pilar Cortés Cárcamo