FACTORES ECOLÓGICOS Y ECONÓMICOS DEL CONFLICTO VIOLENTO

 

La disminución de las existencias de recursos ambientales físicamente controlables, como el agua y la tierra arable, ha provocado algunos conflictos entre los estados debido a la escasez de esos recursos. Además, grandes movimientos de población causados por la depredación ambiental generan conflictos de identidad grupal y choques étnicos. La carencia más severa de los recursos puede incrementar simultáneamente la privación económica y la disrupción en instituciones sociales clave, lo cual, a su vez, puede causar conflictos “de privación” como enfrentamientos civiles e insurgencia. Se espera que los grandes cambios ambientales que enfrenta la humanidad, como la degradación y el agotamiento de la tierra cultivable, los bosques, el agua y las reservas de peces, puedan incrementar la turbulencia social de las próximas décadas en grado mayor que el propio cambio climático o el deterioro de la capa de ozono.

Cuando los analistas y legisladores de los países más industrializados consideran los impactos sociales de los cambios a gran escala, prestan poca atención al cambio climático y a la disminución del ozono estratosférico; sin embargo, grandes poblaciones en los países con menos recursos están experimentando distintas carencias en los recursos disponibles.

HECHOS DESTACADOS

* CIDSE, Pax Christi Internacional y Cáritas Europa publicaron conjuntamente un documento titulado “Transparencia: Una preocupación cristiana. La Enseñanza Social Católica frente a la transparencia y el rendimiento de cuentas de las prácticas de las industrias extractivas”. En él expresan sus posiciones institucionales relativas a ese sector.

* Pax Christi Internacional está involucrada activamente en la campaña “Publica lo que pagas”, dirigida a incrementar la transparencia de las industrias extractivas.

* Pax Christi estuvo presente en las audiencias sobre “Medio ambiente, cambio climático y seguridad comunitaria: ¿Qué hacer como cristianos?” en la Tercera Asamblea Ecuménica Europea realizada en Sibiu, Rumanía, en septiembre de 2007.