ÉTICA EMPRESARIAL Y CONFLICTO VIOLENTO

 

La comunidad empresarial (industrias extractivas – petróleo, gas, minería – y comercios locales) tienen un papel importante que desempeñar en áreas afectadas por conflictos violentos debido a que algunos impactos económicos pueden tener efectos desestabilizadores. Las poblaciones locales son frecuentemente excluidas de las discusiones y de las tomas de decisión relativas al control de los recursos naturales. La consecuente desigualdad en la distribución de la riqueza puede llevar al resentimiento, a la tensión y, con frecuencia, a las acciones violentas. La comunidad empresarial suele hacer caso omiso del ambiente en el que desempeñan su trabajo o de la dinámica que se establece entre sus proyectos y el contexto del conflicto. Los resultados tienden a ser negativos, tanto para ellos como para las poblaciones locales afectadas por las operaciones comerciales. En consideración de la estabilidad local y por su propio interés es necesario se den pasos hacia una mejor comprensión de las dinámicas antes descritas y que se actúe consecuentemente haciendo algunas modificaciones a las prácticas en uso.

HECHOS DESTACADOS

* Pax Christi de los Países Bajos se ha involucrado activamente en los diálogos con empresas de las industrias extractivas (especialmente con Shell durante los conflictos en Nigeria).

* Pax Christi Internacional participa activamente en la Coalición Europea sobre el Petróleo en Sudán.